UN FUTURO SÓLIDO

 

Siempre que se habla del consumo de acero en Colombia, se menciona primero al sector de la construcción. Esto es lógico si tenemos en cuenta que nos referimos a uno de los principales motores de la economía nacional y la tercera industria más grande de Latinoamérica en este campo. Solo superados por Brasil y México. Sin embargo, es importante analizar el presente del sector metalmecánico. Sus cifras y proyecciones nos ofrecen un panorama alentador frente al desarrollo del país y nos dejan muy bien ubicados en esta materia en la región. Veamos entonces algunos de estos datos.

 

La tensión política que existe entre China y Estados Unidos se manifiesta en la guerra comercial que sostienen ambos países. Una serie de medidas arancelarias ha perjudicado el comercio binacional de una gran variedad de productos que van desde los alimentos hasta las materias primas como el acero. Esta situación ha tenido un impacto a nivel global que ha resultado positiva para el país, en parte. Las exportaciones de acero se han incrementado de manera vertiginosa entre enero y junio de este año. De acuerdo a las cifras del Dane publicadas en agosto en el diario Portafolio, Con respecto al mismo periodo del año anterior, hay un aumento de casi el 88% en ventas de hierro y acero. Esto significa que se pasó de 85.000 toneladas a más de 125.000 toneladas vendidas en la primera mitad de este año. Por supuesto, la situación tiene también unos ciertos riesgos que se evidencian en el aumento de las importaciones. Como es de esperarse, cuando se elevan los aranceles en el país del norte, los vendedores asiáticos también se mueven hacia otros mercados. Sobre esta situación, se espera que el actual gobierno tome algunas medidas tendientes proteger la industria nacional a través de mecanismos de regulación en la competitividad de los precios; al tiempo que busque mejorar las condiciones arancelarias de nuestras materias primas y productos en el exterior. En particular, con Estados Unidos.

 

 

Se dice que en Colombia el mercado automotor es fuerte ya que se estima que hay 5 carros por cada 1000 habitantes (cifra que no parece reflejarse en el tráfico de las grandes ciudades). Sin embargo, y aunque el sector haya experimentado una desaceleración a finales del 2017, Según reportes de la ANDI, entre enero y mayo de este año, la industria ha presentado un repunte en sus ventas del 1.9%. Este incremento también es una buena noticia para los productores de acero del país, toda vez que las ensambladoras de vehículos planean incrementar la producción para satisfacer esta curva ascendente en la demanda. En entrevista con el diario El Tiempo, Eduardo Visbal, vicepresidente del sector automotor de Fenalco, se mostró optimista frente a estas cifras y expresó que espera que la industria alcance la meta de ventas proyectada para el año en 250.000 vehículos. Cabe resaltar que dentro de la amplia gama de opciones que ofrecen las diferentes marcas, sobresale la compra de vehículos utilitarios como camionetas de platón y carros de servicio público (taxis).

 

Dentro de este mismo segmento hay que mencionar el fenómeno de las motos en Colombia. Se calcula que, para finales de 2017, el 30% de los colombianos se movilizaban en moto. Aunque este fue un mercado dominado tradicionalmente por las marcas japonesas, el nicho de las referencias de bajo cilindraje lo conquistaron dos firmas de India y China. Esta invasión ha generado que las ensambladoras se ubiquen en el país para atender la enorme demanda de sus productos. Un dato ilustra mejor la importancia estratégica que tiene Colombia para las empresas internacionales: La primera planta de la empresa india Hero Motocorp en el exterior está ubicada al otro lado del mundo, en Villa Rica (Cauca). Nuestro país es el segundo productor más grande de motos en la región con un total de 500.000 unidades al año. El sector presentó este año un incremento en las ventas del 7, 58% con respecto al primer semestre del 2017, según datos de la revista Motor, que ubica el rango de mayores ventas en las motos que tienen un cilindraje entre 100 y 135c.c.

 

Como se ve, las cifras de producción muestran una tendencia del mercado hacia la necesidad de producir y consumir más acero en los diferentes sectores de la industria colombiana. En los últimos 4 años, el país ha mostrado un alza en dicho consumo del 49%. Y se espera que este aumento continúe, al tiempo que se establecen nuevos acuerdos comerciales con los países vecinos para fortalecer las exportaciones.

De acuerdo a lo que estima Procolombia, en la actualidad el país cuenta con cerca de 700 empresas dedicadas a la manufactura metalmecánica que producen maquinaria industrial, repuestos, láminas, tubería, rejas, alambres, etc. En todos interviene de alguna forma el acero, lo que lo consolida como una de las principales materias primas para el desarrollo del país en el futuro próximo.